Saltar al contenido

Lacar Puertas

puertas lacadas

El lacado es una técnica de pintura que se usa en especial para pintar y dar un toque de acabo brillo a todo tipo de maderas, ya sea para lacar puertas, muebles, sillas, armarios, o ropadiés, consiguiendo que la superficie quede lisa, suave al tacto y mucho más resistente.

Lacado de Puertas

Las puertas son uno de los elementos que más personalidad dan a una habitación. Queremos que las vuestras tengan el mejor aspecto posible. El barnizado de una puerta parece una tarea complicada pero es más fácil de lo que se piensa. En esta web te explicamos cómo se hacen los lacados, y también te damos la opción de contratar nuestros servicios si deseas renovar tu decoración sin marcharte las manos!

Vamos a explicar paso a paso cómo hacerlo.

Las herramientas que necesitas para tus Puertas Lacadas:

  • una espátula
  • una lija de taco del número 400
  • un trapo de algodón
  • un rodillo de lana de pelo corto para aplicar el sellador
  • un rodillo de espuma flocada para aplicar el esmalte
  • una cubeta
  • una paletina
  • cinta de carrocero
  • guantes
  • y por supuesto una macarilla si estáis más cómodos para trabajar.

Y muy importante tomar nota de los materiales que necesitamos:

  • masilla plástica
  • sellador sintético blanco
  • un esmalte, en este caso se ha elegido blanco
  • y, finalmente, disolvente universal para limpiar los pinceles

 

Cómo lacar puertas

Antes de empezar a lacar las puertas, asegúrese de que ha retirado todos los elementos metálicos de la puerta como el pomo y las bisagras. A continuación, proteger aquellas partes que no desea entrar en contacto con la pintura con cinta de carrocero.

Si la puerta es nueva y está hecha de madera, se debe aplicar una primera capa de selladora sintética, luego hay que lijar suavemente  y quitar el polvo con un trapo de algodón.

Si la pintura está en mal estado, usted debe lijar la puerta primero. ATENCIÓN: Este paso es muy importante ya que determina el éxito o fracaso de la operación.

Luego lo que hay que hacer es retirar el polvo con un trapo de algodón y usar una masilla para corregir defectos en la madera. Esto es lo que haríamos con una puerta cuya pintura está en mal estado, a continuación, proceder de la misma manera como lo haría con una puerta normal.

Si la pintura está en buenas condiciones, lavamos la puerta y eliminamos cualquier resto de suciedad. Ahora vamos a utilizar masilla plástica para tapar los grandes defectos. Una vez que la puerta está lista, vamos a lijar con el taco de lija y a mano, debe hacerse de manera uniforme en la dirección de las vetas de la madera, ser conscientes de que si se aumenta la presión de lijado se acelerará el proceso, pero podrías arañar o dañar la madera.

Ahora quitamos el polvo con un trapo de algodón y aplicamos la selladora sintética.

Verter el contenido en un cubeta y aplicar con el rodillo para superficies lisas o brocha o pincel sobre molduras y rincones. Deja que se seque durante 24 horas. Como la selladora es de color blanco, nos ayudará a ver los defectos más pequeños en la madera que quedan sin cubrir y eso nos ayudará a identificarlos.  Para cubrirlos aplicaremos de nuevo masilla plástica blanca. Lijamos una vez más y retiramos el polvo con el trapo de algodón.

A continuación aplicamos el esmalte elegido con el color deseado, se puede elegir entre una amplia variedad de tonos. Si la paletina es nueva, se debe lavar con agua y jabón y luego dejar que se seque. Remover el esmalte antes de su uso y verterlo en una cubeta de pintura y aplicamos sobre la superficie de la puerta.

Aplicamos con la paletina en las zonas de difícil acceso y con el rodillo uniformemente sobre el resto de la superficie. Deja que se seque durante 24 horas.

ATENCIÓN: porque hay que repetir el proceso y darle una segunda capa y esperar alrededor de 24 horas, un día entero para que la laca se seque por completo. Una vez pasado ese tiempo ya tendrás tu puerta lista y terminada.

Mientras tanto puedes aprovechar para limpiar las herramientas con el disolvente universal, especialmente el rodillo y la paletina. La tapa de bote de pintura debe estar cerrada con firmeza dejando muy poco aire en el interior para que la pintura se conserve en perfectas condiciones, especialmente si no la vás a volver a utilizar de nuevo durante un tiempo.

Lacados Madrid Formulario de Contacto

Si quieres mejorar el aspecto de tus muebles viejos, o actualizar el look de tus puertas, o reformar un piso y dar un acabado moderno, fresco y actual, puedes contactar con nosotros a nuestro servicio de lacados en Madrid y te prepararemos un presupuesto ecónomico.

Realizamos el servicio completo, vamos a visitarte, llevamos las puertas o muebles a nuestro taller, los lacamos y te los volvemos a instalar, sin que tengas que preocuparte de nada.

Lacador de muebles

Como empresa de lacadores de muebles, te ofrecemos las garantías de calidad y satisfacción al cliente que nos han dado la confianza de muchos usuarios durante los últimos años. Gracias al boca a boca, la mayoría de nuestros clientes repiten y nos traen más trabajos.

Sabemos que quedarás satisfecho con nuestros lacados, por eso te pedimos que dejes un comentario para recomendarnos a tus amigos o a los lectores de esta web. Vuestras opiniones positivas son la mejor forma de garantizar nuestra seriedad y buen trabajo.

¿Cómo lacar madera?

En esta web vas a aprender como lacar madera, si quieres hacerlo por tu cuenta te enseñaremos todos los trucos a y técnicas a tener en cuenta. Di deseas que un profesional se encargue de los lacados, puedes contactar con nosotros para un presupuesto sin compromiso.

Si has decidido ponerte manos a la obra y quieres cambiar el aspecto de algún mueble, fíjate si el enser que quieres ponerte a lacar ya está pintado y esa pintura se encuentra en unas condiciones aceptables. De ser así, no es necesario que elimines esa pintura, ya que te servirá para usarla como base.

Empieza por pasar suavemente una lija fina y limpia el polvo generado, así conseguiras que sea más fácil la adherencia del sellado . Si por el contrario, este mueble tiene un acabado que no se ve bien o es defectuoso, deberás lijarlo todo o hacer un decapado completo.

lacado muebles de cocina

Siete pasos para lacar muebles de madera

  1. Debes quitar aquellas partes que no quieras pintar de los muebles, cosas como las bisagras, los pomos, cristales etc. SI alguna no puedes o no quieres quitar, lo que puedes hacer es taparla con una cinta de pintor, para que la pintura no pinte esos elementos.
  2. Ahorare debes asegurarte de que la zona que va a ser pintada está preparada para recibir el sellado. Puedes lijar suave, lijar todo o hacer un decapado como te hemos comentado antes.En cualquier caso, la superficie ha de quedar sin restos de polvo, completamente limpia y seca.
  3. La primera mano que has de aplicar es la de la capa de sellado. Usa una pintura selladora y sigue las instrucciones de secado, deja que pase el tiempo indicado en el envase y después haz un lijado suave para quitar las imperfecciones y limpia todo el polvo que se genere.
  4. Debes diluir el esmalte laca mezclándolo con disolvente, usa la cantidad proporcional que se indica en el bote y asegúrate de que toda la mezlca queda perfectamente homogénea, removiendo energéticamente.
  5. Pon la mezlca de esmalte laca y disolvente en una bandeja para pintar, impregna el rodillo y escurre la pintura sobrante para que no rebose. Has pasadas en cruz aplicando con el rodillo la pintura sobre toda la superficie a tratar. Es posible que algunas zonas con recovecos no consigas pintarlas con el rodillo, es cuando debes usar una paletina o un pincel en las zonas más difíciles.
  6. Una vez pintado, hemos dejar parar el tiempo para que se seque completamente. Fíjate en la indicación del fabricante del esmalte. A continuación volvemos a repetir el proceso de lijar suavemente y retirar el polvo generado. Si crees que el resultado no te satisface, puedes aplicar una segunda mano de esmalte laca sin diluir.
  7. Cuando la última capa se haya secado por completo, ya está listo! enhorabuena, has logrado el lacado que querías para renovar la imagen de tu mueble. Hay pinturas especiales de colores que puedes usar pintando encima de la capa de lacado, así conseguirás darle un toque mcuho más personal.