Saltar al contenido

Lacar Muebles

lacar muebles

Vamos a hacer un bricolaje muy sencillo y que queda muy bonito para decorar, hoy vamos a aprende a  lacar  muebles.

Si vosotros sois principiantes en el mundo del bricolaje os lo voy a explicar muy fácilmente. Lacar un mueble nos sirve para aplicar a ese mueble en su superficie un acabado liso, y muy bonito y moderno.

Cómo lacar un mueble

Vamos a ver qué cosas necesitamos para poder lacar el mueble:

  • Primer componente es la pintura
  • también vamos a necesitar usar una lija del número 400. Este número nos da a entender que grosor tiene la lija.
  • Otro de los elementos a utilizar es un trapo de algodón,
  • también un rodillo para pintar de espuma flocada,
  • una cubeta de pintor
  • Y un pincel o paletina.
  • Para cubrir las superficies dónde no queremos que se manchen de pintura usaremos cinta de carrocero.

Hay muchos y variados tipos de rodillos para pintar por lo que si tenéis dudas sobre que rodillo usar lo mejor es que preguntéis en la tienda de pinturas más cercana. La cinta de carrocero es fundamental a la hora de hacer trabajos de pintura, no escatimeis en cinta puesto que es muy barata y nos sacará de muchos apuros, elegir diferentes anchos.

Bueno pues aquí empezamos a lacar un mueble: Éste mueble necesita que lo mimemos y le hagamos un buen trabajo de lacado para darle una nueva vida.

Pintura para Lacar Muebles

Cuando necesitamos ir a comprar pintura para lacar muebles nos dirigiremos a nuestra tienda de pintura más cercana y debemos pedir lo que se conoce como un esmalte laca de poliuretano. Dicho esmalte laca a veces tenemos que diluirlo con disolvente o aguarrás, por lo que debeis preguntarle al dependiente de la tienda si la pintura que os ofrecen necesita diluirse y en caso afirmativo comprad también disolvente.

Manos a la obra, comenzamos a esmaltar nuestro mueble:

  1. Empezaremos retirando todos aquellos elementos que no deben pintarse o que nos molesten, cómo pueden ser los tiradores o los protectores de goma de las patas.
  2. Usamos la cinta de carrocero para proteger las partes que no han de pintarse. La cinta tiene muchos usos y es muy versátil.
  3. Procedemos a lijar la superficie tener cuidado con la lija porque si os pasáis podemos quedarnos sin mueble y solo se trata de limar asperezas superficiales.
  4. Cuando hemos terminado de lijar la superficie tenemos que limpiar bien retirando todo el polvo que ha generado el proceso de lijado.
  5. Sí el pincel o paletina es nuevo tenemos que lavarlo antes de usarlo, usar agua y jabón y aseguraros de que no queden impurezas.
  6. Después debemos dejar secar la paletina.
  7. Ahora ya podemos empezar con el proceso de pintado, abrimos el bote de esmalte laca y removemos enérgicamente el contenido.
  8. Ponemos en la cubeta de pintor una cantidad suficiente de laca y comenzamos a pintar con la paletina las zonas del mueble más difíciles y delicadas, por la parte del pomo, las esquinas y huecos,
  9. y una vez terminado usaremos el rodillo para las superficies más fáciles. Hay que procurar que el esmalte quede bien repartido por todo el mueble,
  10. esperamos unas 8 horas para que se seque
  11. y con una lija fina volvemos a repetir el proceso de lijado suave y retirada del polvo y podemos aplicar una nueva capa de esmalte laca para finalizar el trabajo.

Lacado de muebles a domicilio

Es posible que quieras tener tus muebles lacados pero no te atrevas a dar el paso de hacerlo por tu cuenta. Si vives en Madrid, con nuestro servicio de lacado de muebles a domicilio puedes tener la solución que necesitas. Te preparamos un presupuesto sin compromiso, adecuado a tus necesidades. Ponte en contacto ahora y ya verás como nuestro servicio es cómodo y de la máxima calidad.